El anuncio de la nueva cámara C200 de la línea Cinema EOS de Canon, con diversas funcionalidades similares a la C300 Mark II, puede hacer plantearse cuál es la elección a tomar a la hora de invertir en el equipo correcto para tu proyecto. Aquí te damos algunas pistas.

Naturalmente, hay una primera diferencia económica, ya que el precio de la EOS C300 Mark II está en los 10.480€ + IVA mientras que la nueva EOS C200 saldrá a la venta a un precio de 6.580€ + IVA. Pero además de la parte económica tenemos algunos otros aspectos a tener en cuenta.

La diferencia fundamental es una cuestión de códecs. La cámara C300 Mark II graba internamente en un robusto 4K 10-bit 30p en XF-AVC, un formato de calidad Broadcast y que permite un flujo de trabajo profesional de muy alta calidad. La C200 por su parte tiene posibilidad de grabar internamente en Raw 4K DCI 12-bit a 60p, un formato de excelente calidad, pero que como toda grabación en Raw requiere de un proceso de postproducción mucho más complejo y con archivos mucho más grandes, y además tener en cuenta una inversión importante en tarjetas ya que una CFast de 128Gb puede grabar tan sólo uno 15 minutos en el códec 4K Raw. Este flujo de trabajo en Raw es poco conveniente para aplicaciones Broadcast donde habitualmente el tiempo dedicado a postproducción es limitado. Si necesitas Raw la C200 tiene una importante ventaja, pero si no es así entonces la C200 ofrece mayores limitaciones.

C200 VS C300 MARK II

Eso es así porque, si no trabaja en Raw, la C200 graba a 8-bit 4:2:0 en el códec MP4, alcanzando un bitrate de 100MB a 25p/30p y de 150Mbps a 50p/60p, mientras que la C300 alcanza un bitrate máximo de 410Mbps en XF-AVC 10-bit. La calidad de 8-bit 4:2:0 de la C200 puede ser suficiente para muchas aplicaciones profesionales de televisión, además de naturalmente usos corporativos, web, educación, reportajes sociales, y además se puede conmutar a 12-bit Raw cuando se necesita; pero en otros casos se requiere trabajar a 10-bit por consideraciones de calidad Broadcast o de grabación HDR donde es importante tener una cantidad extra de información, y entonces hay que decantarse por la C300 Mark II.

Ésta es una tabla con los códecs con los que trabaja la C200:

C200 VS C300 MARK II

Relacionado con el códec con el que se vaya a trabajar, si se quiere grabar en 4K Raw con la C200 entonces habrá que utilizar tarjetas CFast 2.0, las mismas que utiliza la C300 Mark II. Sin embargo para grabación en MP-4, la C200 utiliza económicas tarjetas SD, algo que puede ser relevante a la hora de tomar preparar un proyecto.

Hay alguna otra consideración a tener en cuenta a la hora de elegir entre la EOS C200 y la EOS C300 Mark II. La C200 tiene una nueva pantalla táctil LCD que permite tomar ventaja de la excelente función Dual Auto Focus de Canon, ya que un simple toque en la pantalla permite enfocar en ese punto, algo de lo que carece la C300 Mark II. Por otra parte, externamente la C200 es algo más compacta y ligera que la C300 Mark II, y aunque ambas son cámaras resistentes, esta última tiene una construcción más robusta, preparada para todo tipo de trabajos intensivos. La C300 Mark II cuenta además con dos puertos de salida SDI, a diferencia de una única de la C200, y también un puerto dedicado para código de tiempo.

C200 VS C300 MARK II

Hay prevista para el primer trimestre del 2018 una actualización de la C200 que le permitirá grabar en el formato XF-AVC, aunque tal vez sea únicamente a 8-bit. En cualquier caso y hasta que llegue ese momento, la diferencia sigue siendo una cuestión de códecs, además de naturalmente la cuestión económica.

C200 VS C300 MARK II