La cámara Full Frame Canon C700FF ha sido utilizado en unas difíciles condiciones en el desierto en la grabación de un spot para el modelo de coches Corvette, dirigido por Brett Danton. Ésta es su experiencia.

La Canon C700FF es la nueva versión Full Frame de la cámara tope de gama de Canon y aquí ha sido utilizada en unas duras condiciones climatológicas en el desierto de Abu Dhabi en un spot dirigido por el realizador Brett Danton, acompañado en las tomas aéreas por la cámara Canon C200. Aquí transcribimos sus impresiones de este proyecto en sus propias palabras.

Spot Corvette Stingray ZR1

¿Cuál sería uno de los entornos más duros donde puedes utilizar una cámara? Posiblemente uno de ellos sería el desierto Liwa, a dos horas de Abu Dhabi en la UAE; ahí es donde decidimos grabar un nuevo anuncio para Chevrolet, para su modelo Corvette Stingray ZR1. Arena muy fina, días largos, temperaturas de alrededor de 45 grados celsius, y en algún momento rondando los 55. Si quieres que algo se estropee, este sería el lugar apropiado.

C700FF CORVETTE

La idea era grabar tomas largas del coche circulando rápido por el desierto, en una carretera privada, entre enormes dunas de arena. Utilizamos una nueva grúa portátil o Russian Arm llamada TYR, un sistema que funciona en la mayoría de los coches a través de un sistema de ajuste al techo. Vino desde Alemania y se montó sobre un estabilizador DJI Ronin 2.

Quería que el spot tuviera una apariencia específica y diferente. Elegí la Canon Cinema EOS C700FF para las tomas del coche, grabando la mayoría de las veces con el iris abierto para que diese una imagen nítida del automóvil con un toque ligeramente lechoso del fondo, con una lente focal de 35mm. Junto con la cámara C700FF utilizamos para las tomas aéreas la cámara Canon C200 grabando en Cinema RAW con una lente 14mm.

C700FF CORVETTE

Elegí utilizar para la grabación el propio códec interno XF-AVC de la cámara Canon C700FF, utilizando el sensor 5.9K full frame pero bajándolo en cámara a 4K DCI. Esto se debía a varias razones pero la más importante era el de evitar problemas potenciales al manejar grandes archivos de datos en el desierto. Al fin y al cabo estábamos grabando en una localización de una carretera privada que estaba a 10 kms del lugar más cercano. Siempre estábamos buscando la mejor luz disponible. De esta forma con una sola tarjeta de 256Gb podíamos grabar un total de 70 minutos. Si hubiéramos grabado todo en RAW las necesidades de almacenamiento hubieran sido mucho mayores y nos hubiéramos enfrentado a varios condicionantes.

De hecho en mi opinión el formato XF-AVC está infravalorado. Lo he estado utilizando con la cámara C700 desde que empecé grabar con ella y en mi experiencia las posibilidades de gradación se acercan mucho al RAW pero con un tamaño de archivo mucho más pequeño, y además se acomoda fácilmente a la mayoría de los flujos de trabajo.

C700FF CORVETTE

La cámara C200 la pusimos a volar en un dron Alta 8 de Freefly. Nos dimos cuenta que en temperaturas altas el dron tenía menos capacidad de tomar altura pero, aparte de esto, todo funcionó como debía, y fueron momentos muy especiales ver las “carreras” entre el Corvette y el dron. Un aplauso para el piloto del dron puesto que juzgar la altura del artefacto contra un fondo monocromático mientras volaba bajo era realmente complicado. La C200 se cubría de mucha arena en cada vuelo pero, de forma sorprendente, no afectó en modo alguno a su funcionamiento.

Tan sólo teníamos dos días para grabar y las cámaras se utilizaron de forma intensiva en varias maneras. La C700FF con frecuencia no estaba a más de 15 cms del suelo, moviéndose entre fina arena a más de 100 kph, y luego lanzada al aire maniobrada a través del brazo ruso. Todo ello estaba monitorizado a través de equipamiento de Atomos y teníamos también una cámara Canon EOS R con el nuevo grabador Ninja V para grabar tomas detrás de cámara.

C700FF CORVETTE

La C700FF parece reunir todas las cualidades: ratio de aspecto, velocidades de cuadro y códecs; no puedo pensar en una situación que no pueda cubrir. He estado utilizando la C700 original para anuncios a lo largo de los últimos tres años y esta nueva cámara me parece una gran evolución. Por su parte, la guía de foco de Canon me parece de gran importancia cuando se graba en full frame. Los sensores grandes son más difíciles de enfocar, de modo que cualquier herramienta que te aporte información crucial de foco es fundamental.

Utilizar a la vez la C700 y la C200 funcionó muy bien. Utilicé ambas en Clog3 en la mayoría de las ocasiones y también en Clog2 cuando grabábamos al sol y queríamos mantener las sombras. La luz era dura pero nunca tuve una imagen fuera del rango dinámico en ninguna de las cámaras; todo el spot se grabó con la luz disponible.

C700FF CORVETTE

Mantuve toda la producción a 25fps utilizando el sensor completo. El full frame para mí aporta un gran look pero necesita ser tratado con respeto. Sé que en teoría la profundidad de campo se puede recrear mediante el uso de los stops, la longitud focal y el tamaño del sensor, pero eso no se puede hacer tan fácilmente con el full frame en diafragma abierto. Pienso que hay que ser muy cuidadoso para no tener todo en un tono tan suave que llegue a ser molesto para el espectador. La mayor parte de la producción fue grabado en full frame a f2, y el resultado hubiera sido distinto si se grabase con la misma lente en Super 35mm.

El Full Frame está de moda en estos momentos. Yo vengo de una formación en foto fija y siempre he preferido formatos de captura grandes como 5×4 pulgadas y 120mm. El 35mm fue mi última elección. Había algo en la apariencia de los grandes formatos que te permitía separar el sujeto del fondo, y siento lo mismo con el formato full frame en movimiento. Otra cuestión con el full frame es la elección de lentes que abre, especialmente algunas lentes vintage. Con la cámara tan nítida, la apariencia deseada se logra ahora a través de la lente.

Este es el vídeo con el anuncio:

Post basado en artículo aparecido en el portal RedSharkNews.

 

Tags: ,