El fabricante de cámaras de medio formato Hasselblad y el popular fabricante de drones DJI, han presentado lo que llaman “un pack de cámara aérea de alta gama”.

DJI compró hace unos meses una pequeña participación en el Grupo Hasselblad y ahora vemos el primer fruto de esta colaboración. Se trata de un paquete que incluye la cámara aérea de 50MP A5D-50c de Hassleblad y el hexocóptero Matrice 600 de DJI, lo que da lugar a un producto muy atractivo para fotógrafos, además de ser de gran utilidad para otras aplicaciones como topograía y cartografía, entre otros. Lástima que la Hasselblad A5D es únicamente una cámara fotográfica y no es híbrida, algo que es cada vez menos frecuente. Pero aunque este anuncio no tiene una implicación inmediata en el terreno del vídeo, sí nos da pistas sobre futuras colaboraciones entre estos dos reputados fabricantes y este mercado en general.

El M600 de DJI es un dron diseñado para alcanzar altos niveles de funcionamiento y un vuelo inteligente. Viene equipado con el sistema estabilizador Ronin-MX, 6 baterías inteligentes, el controlador de vuelo A3, el sistema de transmisión HD profesional Lightbridge 2, un sistema de propulsión a prueba de polvo, y una potente app de control.

Por su parte la A5D de Hasselblad combina uno de los mejores sensores y lentes del mercado junto a un diseño moderno y compacto. Está equipada de serie con el Natural Colour Solution de Hasselblad y tiene el cuerpo de cámara y la unidad de sensor completamente sellados, previniendo así que entre polvo al sistema óptico.

HASSELBLAD DJI

Una de las ventajas de este combo A5D/Matrice 600 es la montura de lentes pensada para aplicaciones aéreas, con reducción de la vibración y que permite el uso intercambiable de las nueve lentes de la línea H, lo cual da a los fotógrafos una opción de lentes que no es común en el mundo de los drones. Hasselblad ha venido fabricando cámaras para aplicaciones aéreas desde hace tiempo (colaborando entre otros con la NASA para las tomas espaciales), por lo que es muy interesante su experiencia en este campo, además de la calidad tradicional de sus sensores y su procesado de color.

Esta colaboración entre Hasselblad y DJI puede indicar unas líneas de desarrollo interesantes en el campo de la filmación con drones, donde, a excepción de determinados drones personalizados, el pequeño tamaño de los sensores de cámara habituales al día de hoy y las lentes fijas de muchos drones impide que tengan un uso consistente con el resto de imágenes de una producción cinematográfica, donde es cada vez más habitual el uso de cámara de gran sensor. Esta combinación Hassleblad/DJI puede sin embargo abrir futuros campos de desarrollo de soluciones personalizadas para aplicaciones narrativas para un público amplio. Estaremos atentos a los acontecimientos.

HASSELBLAD DJI